Parquet para calefacción de suelo radiante

Los datos: 

  • Estructura simétrica de tres capas
  • Estabilidad de forma en hasta 5 m de longitud y 30 cm de anchura
  • Diferentes grosores

Las ventajas:

  • Estabilidad muy alta
  • Reducción considerable del riesgo de formación de juntas
  • Ideal para la colocación en calefacciones de suelo radiante
  • Gran variedad de aplicaciones
  • Posibilidad de dimensiones impresionantes de hasta 5 metros de longitud y 300 mm de anchura
  • Aprovechamiento óptimo de los recursos

Prácticamente todos los suelos de madera natural mafi son aptos para calefacciones de suelo radiante. Gracias a la estructura simétrica de tres capas de los tablones, los suelos mafi parecen prácticamente incluso predestinados para calefacciones de suelo. El problema generalizado con este tipo de calefacciones son las intensas temperaturas que actúan sobre el suelo. Hay que tener en cuenta que la madera es un material natural que se ve afectado por la temperatura y la humedad del aire existentes.

Contrarrestar los procesos de hinchamiento y contracción

Si la humedad del ambiente es alta, todo suelo de madera absorbe humedad, aumentando así su volumen. Si la humedad del ambiente es baja, como sucede en las temporadas de calefacción durante los meses de invierno, la madera libera humedad y reduce su volumen, formándose juntas. La estructura simétrica de los tablones de mafi reduce este efecto de forma significativa.

La simetría como vía de solución

Tanto la capa útil como la contracara son de la misma madera y han recibido el mismo tratamiento. Así, en el tablón se produce una compensación que limita enormemente la “deformación“. Sin embargo, si la humedad del ambiente en las estancias con suelo de madera desciende demasiado, pueden producirse juntas. No lo considere como un aspecto negativo, es más bien una prueba del carácter natural de su suelo de madera.

Tenga en cuenta el clima de la estancia

También las personas necesitan un clima sano para su bienestar. Durante las temporadas sin calefacción, las juntas desaparecen.

Para la colocación recomendamos un encolado por toda la superficie sobre la base de suelo. En esta variante deberá utilizarse una cola elástica flexible para permitir al suelo la flexibilidad necesaria. Además, deberá disponerse de un protocolo completo de calentamiento de la calefacción de suelo.

Con una temperatura de la estancia de 21º, la temperatura superficial del suelo no debería superar en ningún punto los 29°.

¿Está usted interesado?

Mensaje
Consulta
Imágenes